¿Ha llegado el babyshower para quedarse?

Para muchas personas las fiestas tradicionales como las despedidas de solteros y los babyshowers son ridículas y patéticas. Pero yo creo que todos los clichés tienen una razón de ser. En un baby shower, por ejemplo, una madre tiene la posibilidad de conseguir una canastilla artesanal, lo cual es bastante difícil de encontrar en estos tiempos.

Hacer una canastilla artesanal no es una cosa fácil. Se requiere tiempo y mucha dedicación. Y tampoco son muchas las personas que se dedican a este oficio. Por eso a veces uno busca una canastilla y no encuentra. O la quiere de una manera pero tiene que hacer un encargo. Y hay que esperar.

Un babyshower es la posibilidad de obtener muchas de las cosas necesarias para los primeros meses de un bebé. Estoy diciendo todo esto porque recientemente participé en un babyshower, el de mi hermana. Me quedé sorprendido de lo generosa que es la gente en estos eventos.

Mi hermana recibió regalos muy costosos. La verdad que se ahorró la mitad de lo que gastaría de tener que comprarlo todo ella. Por eso creo que estas fiestas tienen su utilidad y eso no se puede negar. Compruébalo tú mismo cuando tengas la oportunidad.